Buzzidil: una decisión sostenible

... porque no tenemos un plan(eta) B

Fabricamos portabebés sostenibles. Desde sus inicios, Buzzidil ha puesto gran énfasis en la producción regional y europea. Un enfoque responsable de nuestro medio ambiente, canales de distribución cortos, condiciones de trabajo justas y reducción de los embalajes son las piedras angulares de un enfoque sostenible para nuestro medio ambiente. Para nuestros hijos, en realidad.

Fabricación justa, en Europa.

Porque se trata del futuro de nuestros hijos.

Telas

Las telas para nuestros portabebés se tejen en dos fábricas de tejidos en Austria de conformidad con las normas austriacas. Y eso, ¡se nota en la calidad!

También compramos telas de una fábrica de tejidos turca. Turquía es el país productor de algodón más cercano, y estas telas tienen el certificado GOTS. El GOTS no solo se refiere al cultivo orgánico, sino que certifica toda la cadena de producción.

Cuando realizamos pruebas a nuestros productos, estábamos muy por debajo de todos los límites químicos establecidos por las normas europeas y estadounidenses.   

Accesorios

Lógicamente, un portabebés es mucho más que solo tela: hay hebillas, topes para cuerdas, correas y mucho más.

En estos elementos también prestamos atención a la alta calidad y a los canales de distribución cortos. Además, el hecho de que las relaciones comerciales perduren en el tiempo hace que todo sea mucho más agradable.

Nuestros accesorios provienen principalmente de Alemania, Austria e Italia.

Producción regional

Los Buzzidil se cosen en Viena, República Checa y Eslovaquia. Somos conscientes de que podríamos reducir considerablemente nuestros costes si produjéramos fuera de la UE, en países con salarios bajos o en países del Tercer Mundo. De esta forma, también podríamos vender más barato y ser más competitivos con los precios.

Sin embargo, es importante para nosotros que todos los que participan en la creación de estos fantásticos portabebés reciban un salario justo y trabajen de acuerdo con las condiciones de trabajo europeas.

Esto también se ve directamente reflejado en la alta calidad de nuestros portabebés. Creemos que ofrecer excelencia de calidad es más importante que ahorrar en el lugar equivocado.
 

Envíos

Hemos desarrollado un sistema de distribución de embalajes circular para los envíos de nuestros centros de costura, ya que nuestros Buzzidil no se envían envueltos en plástico. Los envíos no generan residuos de embalajes:

Desde hace años tenemos bolsas de tela cosidas de gran tamaño en las que recibimos los portabebés. Se usa un juego de bolsas de tela para cada envío y el otro juego se devuelve al taller de costura para la siguiente entrega. Estas bolsas de tela llevan dando vueltas en círculo durante años y ahorran mucho material de embalaje.

Embalaje

También tratamos de evitar montañas de basura cuando enviamos nuestros productos: para el envío, usamos una caja de cartón de producción certificada por el FSC en Austria.

Somos conscientes de que uno de los inconvenientes del comercio en línea es que se generan montañas de basura. Por lo tanto, tratamos de evitar el embalaje adicional, especialmente el film de plástico.

Con el fin de reducir los residuos de embalajes, también utilizamos cartones sólidos, en los que ya hemos recibido entregas de pedidos más grandes.

Paso a paso

Se pueden dar muchos pequeños pasos para contribuir al enfoque responsable de nuestro medioambiente.

Nuestros folletos e instrucciones se imprimen en una imprenta austriaca, y nuestro diseñador gráfico también es de Viena.

Desde nuestra empresa, ponemos nuestro granito de arena para frenar el calentamiento global mediante una filosofía ecológica intensiva y extensiva.

El reciclaje y la separación de residuos son aspectos fundamentales de nuestro día a día.

Sostenibilidad en todos los aspectos

La producción sostenible comienza con la selección de materiales, continúa con la producción, el envío y, finalmente, con el trato hacia nuestros propios empleados: en nuestra oficina, por ejemplo, hay una sala para niños con una piscina de bolas, juguetes, libros, sofá y un escritorio para pintar. Por tanto, los hijos de nuestros empleados también son bien recibidos en la oficina. Después de todo, todos los padres trabajadores saben que, por nuestras 5 semanas de vacaciones, nuestros hijos tienen casi 3 meses de vacaciones escolares a lo largo del año. Sin embargo, los niños no siempre están en condiciones de ir a la guardería o a la escuela. Incluso en esos momentos, la oficina está abierta para ellos. Los niños son parte de nuestras vidas y, por lo tanto, también de nuestra vida laboral.

Thank you for your interest in our website! In order to be able to offer our services to you we need to use cookies on this website. Please find all information on the cookies used herein as well as to our analytics tools here: https://www.buzzidil.com/gb/cms/6-data-protection-declaration