Portabebés: un elemento con numerosos beneficios para el desarrollo del bebé

- Categorías : , BuzziBu , BuzziTai , News , Wrapidil
star
star
star
star
star

Portear a los bebés en un portabebés tiene muchos beneficios: un bebé en un portabebés no solo se siente amado, seguro y protegido, sino que también recibe un apoyo total en relación con su desarrollo físico y mental. ¡Y todo ello, al mismo tiempo!

Los bebés son amantes del porteo desde su nacimiento: muchos reflejos innatos son una señal segura de ello. 

El contacto físico no solo es vital para los bebés: en brazos de sus padres, los cólicos desaparecen, se pueden relajar y encuentran la paz. Esta seguridad y el vínculo con sus padres hace que los bebés sean fuertes y sientan seguridad. 

Esto suele ser un reto para los padres, pero con un portabebés se pueden combinar perfectamente las necesidades del bebé y la vida cotidiana. 

Portear al bebé es bueno para su desarrollo y favorece su inteligencia

La Universidad de Columbia Británica en Canadá, por ejemplo, ha investigado cómo el tacto afecta a los genes. La conclusión del estudio es que cuanto más se toca a los bebés, mayor es el efecto positivo en el desarrollo de los genes. Así que, desde un punto de vista puramente médico, cualquier persona que portee a su bebé y tenga mucho contacto físico con él está aportándole cosas realmente positivas.

Un estudio del Hospital Nacional Infantil de Irlanda también ha demostrado que los mimos tienen un efecto positivo en el crecimiento del cerebro del bebé. El estudio observó la conexión entre el contacto corporal y el crecimiento del cerebro en 125 bebés. El estudio arrojó que los bebés que reciben muchos mimos tienen una mayor actividad cerebral.

Desde este punto de vista, portear al bebé contribuye positivamente al desarrollo mental. No obstante, el porteo también tiene importantes aspectos emocionales: creación de vínculo, seguridad y mucha comunicación verbal y no verbal con mamá y papá. 

Tu bebé se siente seguro y protegido cuando lo porteas. Estar cerca de mamá y papá facilita que los bebés se duerman y les reconforta cuando les duele la barriga o los dientes. 

El beneficio de portear al bebé: el desarrollo natural en la primera infancia

Después del nacimiento, nuestros bebés siguen siendo en realidad como los bebés de épocas primitivas, con las mismas necesidades. Una cosa que era imprescindible para ellos, lo sigue siendo hoy en día por encima de todo: cercanía y contacto físico. Sin esta protección, estarían indefensos y su supervivencia sería muy cuestionable. Aunque los tigres dientes de sable ya no son nuestros enemigos en la actualidad, tu bebé no lo sabe. Nace condicionado como un bebé de la Edad de Piedra, que depende de la cercanía y la seguridad de sus progenitores para sobrevivir. Por eso la mayoría de los bebés se sienten muy cómodos en un portabebés, ya que están seguros y protegidos. Sienten que estás ahí. Te huelen y oyen los latidos de tu corazón, que es lo que han percibido a lo largo del embarazo. Portear al bebé es la transición perfecta de la seguridad de la barriga de la mamá a las aventuras que les esperan en el mundo exterior. 

El porteo proporciona a los bebés muchos estímulos, tanto emocionales como mentales, y favorece su desarrollo físico.

Aspectos del desarrollo del porteo

Sabido es que portear al bebé en posición de ranita favorece la maduración de sus caderas.  Pero el porteo también tiene otros muchos efectos en su desarrollo. Tu bebé participa desde el principio en todos los movimientos y empieza a mirar a su alrededor a una edad temprana. Se mejora el control de la cabeza y se entrenan los músculos a través de muchos estímulos motrices. Como tu bebé está a la altura de los ojos, puede ver mucho más que piernas o caderas y puede analizarlo todo, o incluso apoyarse si está cansado y acurrucarse contigo. 

Esto proporciona a tu bebé importantes estímulos que tienen un efecto positivo en su desarrollo. En realidad, se puede decir que portear es el mejor desarrollo temprano.

Existe un eterno debate sobre si es mejor llevar al bebé erguido o tumbado. Con Buzzidil nos hemos decidido por una posición de transporte vertical y no sin razón: la posición de ranita favorece el desarrollo de la cadera. La respiración es más sencilla cuando el bebé va en posición vertical.

Sin embargo, es muy importante que la espalda del bebé esté bien apoyada en el portabebés, pero sin ejercer tracción en puntos concretos.

El mejor sistema de porteo es un portabebés adecuado

Por lo tanto, es esencial hacerse con uno de calidad. En los portabebés demasiado grandes, el bebé está demasiado bajo, la barbilla se apoya contra el pecho y no hay suficiente soporte en la espalda. A menudo esta caída impide que haya una óptima curvatura de la espalda. En un portabebés adecuado, el panel trasero «envuelve» la espalda del bebé; esto es especialmente importante para los bebés cuando están dormidos. El bebé se arquea ligeramente, pero su cuerpo no se cae hacia abajo. 

La zona del asiento debe adaptarse al ritmo de crecimiento del bebé. En el caso de los bebés pequeños, debe terminar aproximadamente un dedo de ancho antes de la parte posterior de la rodilla del bebé. Con Buzzidil, el ajuste se realiza de forma muy sencilla con un cordón. Si la zona del asiento está totalmente abierta, el portabebés se puede seguir llevando durante mucho tiempo. A rasgos generales, las rodillas del bebé deben quedar más arriba que el trasero. Siempre que ocurra esto, el portabebés funciona.

De ahí nuestra recomendación: no compres un portabebés que «crezca» sino un portabebés que se adapte al crecimiento. De este modo, el desarrollo físico de tu hijo se verá favorecido por el portabebés. 

Todos los portabebés Buzzidil están diseñados para adaptarse al crecimiento del bebé durante un largo periodo de tiempo. Sin embargo, especialmente en el caso de los portabebés con hebillas o incluso con correas estrechas de atar (MeiTais), no es realista esperar que puedan servirte desde el nacimiento de tu bebé hasta que tenga cuatro años. Al igual que las sillas de coche, los portabebés deben renovarse con el tiempo.

Portear siempre de cara al porteador

Un último consejo: portea a tu bebé siempre mirando hacia ti. ¿Tu hijo quiere ver lo que tiene a su alrededor? En tal caso, te recomendamos portear a tu bebé en la cadera o en la espalda. Con todos los portabebés Buzzidil puedes llevar a tu bebé mirando hacia tu vientre, en la cadera o en la espalda, lo cual es cómodo para ti y ergonómico para tu hijo. 

No es adecuado llevarle mirando hacia delante y, además, las vistas no son tan buenas. 

Portabebés: 6 beneficios para el bebé

# Lo natural para el bebé

# Amor, seguridad, protección

# Relajación para el bebé

# Estimulación cognitiva

# Estimulación lingüística

# Estimulación motriz

Inicia sesión para calificar este artículo

Thank you for your interest in our website! In order to be able to offer our services to you we need to use cookies on this website. Please find all information on the cookies used herein as well as to our analytics tools here: https://www.buzzidil.com/gb/cms/6-data-protection-declaration